Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Publicado el nov 24, 2014 en Belleza | 0 comentarios

Sonrie con confianza gracias al blanqueamiento dental

blanqueamiento dental

El blanqueamiento dental es uno de los tratamientos odontológicos más solicitados entre mujeres coquetas que buscan perfeccionar su sonrisa, eliminando de sus dientes manchas y ese tono amarillo que tiende a restar seguridad y confianza al momento de reír.

Nada más atractivo en una mujer que una buena sonrisa. Si bien es cierto, la sonrisa es una gran carta de presentación que puede mostrar cualquier persona y si ésta es mostrada con amplitud y confianza lo que transmitirá será buena energía y seguridad. Es por esto, que muchas personas buscan alternativas para que sus dientes luzcan muchos más brillantes, blancos y, por supuesto, limpios.

Blanca y sana

Una sonrisa blanca es el ideal estético que toda mujer quiere alcanzar y mantener por siempre. Para lograrlo existen diversas opciones de blanqueamiento dental rápidos y efectivos, pero lo ideal es siempre buscar tratamientos que no alteren la estructura interna del esmalte de los dientes para evitar la sensibilidad post operatoria normalmente ocasionada por el procedimiento.

Hay que recordar y tener siempre presente que la salud debe estar antes de cualquier tratamiento estético, por lo que se debe realizar una evaluación que determine si los tejidos duros y blandos están en condiciones adecuadas. Posteriormente, lo idóneo es realizar una limpieza y pulido dental, ya que esta preparación es fundamental para aprovechar al máximo las condiciones y que el blanqueamiento realmente sea efectivo.

Blancos naturales

Un tema muy importante cuando se habla con el dentista del blanqueamiento dental es decidir qué tan blancos se quieren los dientes. La mayoría de las pacientes que se someten a un blanqueamiento dental demandan el tono más claro, pero éste no siempre es el adecuado o simplemente es imposible de conseguir.

Existen dieciséis tonos de blancos en la gama color de los dientes, pero lo ideal es lograr un tono de blanco lo más claro posible y siempre manteniendo la naturalidad. Los dientes excesivamente blancos dejan de ser estéticos y tienden a verse muy poco reales, además de que su efecto suele ser difícil de mantener a largo plazo.

La mayoría de los odontólogos especialistas en restauración y estética recomiendan apegarse a un blanco conservador y sutil pero, aún así, dejan a criterio del paciente el color que se quiere obtener y en base a ello planifican el tipo de blanqueamiento dental que se llevará a cabo.

 Tipos de blanqueamiento dental

Existen diversos tipos de blanqueamiento dental, pero todos son procedimientos sencillos, sin ningún tipo de riesgo y con el mismo tipo de indicaciones, así como efectos secundarios.

Uno de los más demandados es el realizado en consultorio, ya que es más eficaz al ofrecer resultados en tan sólo un par de horas. Es colocado por el dentista y activado con una luz especial. Este es un tratamiento para esas personas que necesitan de inmediato tener los dientes blancos.

Para quienes tienen más tiempo y paciencia, es mucho más recomendable realizarse un blanqueamiento dental con férula: se aplica el producto en una férula hecha a la medida cada noche antes de irse a dormir y se deja actuar durante las ocho horas aproximadas que se tienen de sueño. La cantidad de días dependerá del blanco que se quiera lograr, pero en una semana ya se pueden ver resultados notorios del blanqueamiento dental. Este tipo de procedimiento suele ser el más recomendado por odontólogos con experiencia y también es muy común que se combinen ampos tipos de blanqueamiento dental para obtener mejores resultados.

En cualquiera de los casos, suele experimentarse un poco de sensibilidad temporal y el mantenimiento debe hacerse una vez al año aproximadamente pero, si se toman las medidas y cuidados necesarios, puede prologarse incluso a dos años.

 Cuidados del blanqueamiento dental

Entre los cuidados post procedimiento que deben llevarse a cabo para obtener resultados duraderos se encuentran:

  • Disminución del consumo de alimentos con muchos colorantes.
  • Disminución del consumo de café, té negro, vino tinto.
  • Dejar el cigarrillo.
  • Cepillarse o enjuagarse los dientes inmediatamente después de ingerir alimentos con salsa oscuras.
  • De tener algún implante dental lo recomendable es cambiar las coronas por otras más blancas una vez terminado el tratamiento.

Invertir en un blanqueamiento dental es quizás una de las mejores formas de obtener seguridad y confianza al momento de sonreír, por lo que este tratamiento no sólo se limita a la belleza de los dientes sino que de manera inevitable hace que la luz del blanco logrado se propague en todos los aspectos de la apariencia y energía que la persona llega a reflejar. No hay nada como una sonrisa amplia y contagiosa para hacer bella a una mujer.

Pinterest

Enviar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>