Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Publicado el jul 10, 2016 en Relaciones | 0 comentarios

¿Cuándo dar el siguiente paso en una relación?

siguiente paso

Para muchas de nosotras, es habitual encontrarnos con leves momentos de ansiedad cuando sentimos que las relaciones están algo estancadas. Puede que sea tan sólo “cosa nuestra”, pero si hay algo que nos inquieta, es porque ello merece una atención de más. Nos sucede que no sabemos cuándo es el mejor momento para dar el siguiente paso en una relación y tampoco sabemos cómo hacer para lidiar en pareja con esa inquietud. ¿Cuándo es el momento para dar el siguiente paso?

¿Es el momento para dar el siguiente paso?

No todas podemos ser adivinas, ni tampoco las relaciones tienen una lógica que sea manejable como para saber “a ciencia cierta” si estamos justo en ese lugar en el que ya podemos dar un paso de más con nuestro novio. Pero una intuición nos persigue.

Y esa intuición no sólo parte del corazón, sino también de otras pruebas: el tiempo que tenemos juntos, lo bien que la pasamos con él, las muestras que él ha dado de querer llevar la diversión a otros términos, la estabilidad –en todos los sentidos- de la vida de los dos… ¿No son pruebas suficientes?

Por otro lado, si las intuiciones no se comprueban pueden quedarse sólo en eso: en intuiciones. Por eso, si algo debemos entender de entrada es que para dar este paso necesitamos, para decirlo metafóricamente, de dos piernas: su consentimiento y el nuestro.

Riesgos

Seamos honestas: lo que nos causa mayor ansiedad en este momento de la relación es que no sabemos bien si él estará de nuestro lado, si él comparte nuestra misma intuición.

Entonces sucede algo terrible que poco podemos controlar: empezamos a jugar a nuestra pareja en base a ese siguiente paso que nosotras sentimos que ya hemos dado. Y este error puede abrirle todo un agujero a la relación.

Con nuestra pareja

Así que si deseamos no detener bruscamente una relación que sentimos buena, plena y prometedora desde el principio, lo mejor que podemos hacer es seguir paso a paso, poco a poco, nuestra intuición de que ya es buena hora para dar el siguiente paso.

Tratemos de conversarlo todo primero, sin arrojar el tema en la mesa con descuido. Si no queremos, tampoco, espantarlo es bueno que nuestra actitud sea comedida y reaccionemos de buena forma a sus dudas, inquietudes e incluso primeras negativas. Es allí en donde podremos empezar a trabajar un asunto que, sea como sea, nos será realmente complicado.

Pinterest

Enviar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>