Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Publicado el mar 1, 2016 en Relaciones | 0 comentarios

Los regalos de reconciliación

regalos de reconciliacion

El amor nunca es fácil. Creemos que nuestra relación está estable y marcha bien, y en menos de lo que pensamos, viene una pelea y se lleva la seguridad que habíamos construido. Desgraciadamente, no existe un botón que, pulsándolo, nos permita arreglar todo. Pero sí existen maneras para hacerle el camino más fácil a la reconciliación. Y los regalos de reconciliación son una de estas maneras. A veces hay que ceder.

Regalos de reconciliación por escrito

Para todas aquellas que han desarrollado bien su vena poética, los regalos de reconciliación por escrito pueden ser una tremenda opción. ¿Por qué? Porque pueden hacer llegar su intención de pedir perdón o reclamar algo con mayor intensidad y filo.

Y es que lo positivo de escribir una carta o una postal (¡nunca un correo!) está en que podemos explayarnos cuanto deseemos con nuestros sentimientos. Sólo hace falta saber hacia dónde queremos dirigirnos.

Lo negativo es que las palabras son siempre ambiguas y pueden prestarse a malentendidos. Y sería una tragedia si nuestro regalo extiende aún más el mal rato. Por eso debemos tener cuidado con lo que decimos. La lengua puede ser el castigo del cuerpo.

Los arreglos

Podemos sorprender a nuestra pareja con un regalo inesperado, que muestre nuestras enormes ganas de pasar la página: los arreglos frutales.

Estos arreglos pueden expresarle de una manera fresca y deliciosa todas esas cosas que nos cuesta decirles. Y pueden ser una buena entrada para luego pasar a discutir cuestiones más profundas.

Podemos enviarle esta sorpresa a su trabajo o directamente a su casa. Sólo tenemos que estar muy pendientes del paso que tomaremos luego de esto. Debemos aprovecharnos de la sorpresa para poder luego hablar con él y manifestarle nuestras ganas por reconciliarnos.

Viajes sorpresas

Los regalos de reconciliación van siempre como por escalas. Todo depende de lo mal que nos sintamos y cuánto deseamos disculparnos o no. La gravedad de lo que hicimos será la balanza en la que mediremos el regalo.

Un viaje puede ser la opción perfecta si lo que hicimos fue con mucho algo inadecuado. Con él podemos tratar de pasar la página a nuestro traspié a la vez que nos colocamos en una buena ventaja: él no podrá escapar del viaje y tendremos el tiempo suficiente para hablarlo todo. Hasta el final, sin barreras, sin problemas. Quién quita que al final del viaje el amor vuelva a nuestras vidas como si nada.

Pinterest

Enviar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>