Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Publicado el ene 16, 2013 en Heroínas | 0 comentarios

El punk art de Blanca Haddad

blanca haddadBlanca Haddad es una punk de la pintura. De esas de cresta alta e imponente, que te meten en un dilema cuando te las cruzas por la calle: coqueteas con la idea de cambiarte de acera, pero a la vez te sientes atraído por el riesgo. Blanca intimida a través de su arte. El espectador que se detiene un momento delante de cualquiera de sus obras se ve muy pronto envuelto por una gran fuerza y se siente, entonces él, observado. Puede que escuche cómo le increpan las múltiples voces femeninas que parecen convivir dentro del lienzo. Las imágenes le sobresaltarán luego desde todas las esquinas de la pieza e intentarán arrinconarlo. Quizás se sienta así, nuestro espectador aleatorio. O puede que su experiencia no sea exactamente igual a la descrita. Sin embargo, probablemente coincida con todos en que se siente intimidado ante la presencia de las fieras paridas a color por la pintora caraqueña formada en Venezuela (Bellas Artes en la UCV), España (Máster Arteterapia en la Universidad de Barcelona) y Edimburgo (Máster Social Development en la Queen Margaret University) y radicada actualmente en Barcelona.

¿Por qué la beligerancia? “Mi lucha es que las mujeres pintoras no quedemos reducidas a Frida Kahlo, que haya más presencia femenina en el mundo de la pintura”, explica Blanca, cuyas pinturas no resultan radicalmente alejadas del estilo pictórico de la mexicana y, además, ofrecen generosos chispazos expresionistas que recuerdan a Picasso o Tàpies, aunque ella se resiste a enmarcarse dentro de estos estilos. Una pregunta nuestra pretende precisar su fuente expresionista y conectarla con su decisión de radicarse en Barcelona, ciudad íntimamente relacionada con algunos de los exponentes de este movimiento. Pero Blanca no baila al son que le tocamos: “No, de hecho Barcelona es una ciudad bastante monotemática en cuanto al arte se refiere. Actualmente casi todas las tendencias apuntan al ‘street art’ y hay poco más. Mi obra, al ser una pintura no del todo callejera, queda fuera de esa categoría. Me considero una artista ‘outsider’. Admiro el trabajo de Tàpies, aunque estamos bastante lejos pictóricamente”.

Si le obligas a llevar un estandarte, la artista caraqueña prefiere definir a su obra como “arte ingenuo negro” y no tiene reparos en relatar de dónde ha salido tal concepto: “Eso me lo dijo un loco de la calle que entró en una exposición mía en Caracas. El loco parecía bastante ingenuo y honesto; yo no, yo no soy tan ingenua, de hecho soy bastante paranoica. Pero al otorgarme el titulo un loco pensé que no podía rechazarlo, por hermandad y porque los locos siempre dicen la verdad”.

portrait-of-amparo

Del estilo al efecto

El debate del estilo queda opacado por el efecto que genera la obra de Blanca en el espectador. Como se ha dicho, casi todos coinciden en que se trata de una propuesta agresiva, que intimida. María Luz Cárdenas, curadora y ex directora del Museo de Arte Contemporáneo de Caracas, define la obra de Blanca como “densa, intensa e intimidante” y explica, para el propio blog de la artista, que la temática se mueve rabiosa dentro de la tensión entre lo femenino y lo masculino y “los abusos del poder”. La peculiar violencia de la obra de Blanca es destacada también en un texto muy hermoso de Perrine Delangle que comparte la propia pintora en su blog y que sugiere que pinta poseída, “tomada por una fuerza irreprimible que la obliga a transferir su furia sobre el lienzo”. En su acrílico “Portrait of Amparo” reza: “Soy anarco-feminista”.

“No sé por qué impacta mi obra”, confiesa Blanca. “Es difícil verse a uno mismo, entender por qué uno hace lo que hace. Lo único que puedo decir es que le he entregado todo a la pintura y al arte, todo mi tiempo, toda mi energía, y sobre todo he resistido mi propia angustia, la presión y la condena de los otros para que produzca dinero, la indiferencia de las instituciones culturales, la prepotencia de los galeristas y el machismo que hay, en particular, en el ámbito de la pintura”, explica, luchadora, y lanza una declaración de intenciones que la define y sitúa dentro del mundo del arte: “Hoy en día nada me detiene, pinto porque me gusta y tengo la fuerza interior para hacerlo y hacerlo con ganas e ilusión. Estoy determinada a morir siendo artista, pero no la artista que otros quieren que sea, sino la que yo misma quiero o puedo ser. Supongo que esa determinación se siente en la obra. Todo arte, como toda palabra, tiene que tener algo de verdad para impactar, para ser recibido. Mi verdad es que resisto y sigo pintando. Y eso impacta”. Así que sí, en el fondo Blanca sabe verse a sí misma y es consciente de la fuerza y el impacto de su propuesta.

blanca haddad

La poetisa, la artista

Los poemas de Blanca parecen una prolongación de su obra, que no necesariamente un complemento. Sin embargo, la pieza “Iniciación: Yo soy Fedra López y la cabra y el mono” es una pareja de baile de su acrílico sobre tela “Retrato de Rita”. Así juega Blanca con la poesía como una malabarista y el resultado es crudo, sentido, profundo y, en ocasiones, divertido. Los textos tienen vida propia fuera de las pinturas, pero a la vez hablan de una pintora rebelde, rabiosa y punk.

Ahora cuando pinto / Lo que me da la gana / Duele menos / Y siento que mi brochazo / Está insubordinado / Siento que esto / No me lo puede arrebatar / Ni controlar, ni gestionar / Ni cuestionar / Nadie.

¿Pero por qué los poemas? ¿No es suficiente la poesía que se escapa de tus cuadros? Y Blanca se rebela contra la idea: “Nunca es suficiente, suficiente es la muerte. Suficiente es quedarse sin ilusión. Ahora tengo la pintura, luego la poesía y cuando sea anciana me dedicaré al performance, es mi plan a largo plazo”. No son sus únicos planes a futuro, evidentemente: “Quiero publicar un libro de poemas y dibujos en Venezuela y ando negociando con editoriales. También estoy preparando una expo en Barcelona este año. En realidad, a pesar de que me conoce muchísima gente, casi todo lo gestiono yo misma. Los coleccionistas vienen a mi taller y compran mi obra, no tengo galería, es todo muy ‘underground'”. Es arte punk. Arte para valientes.

Pinterest

0 Comentarios

Trackbacks/Pingbacks

  1. Entrevista Cosas de Mujeres (Español) | Recent art work by Blanca Haddad - [...] http://www.cosasdemujeres.com.ve/punk-art/ [...]

Enviar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>