Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Publicado el dic 6, 2012 en Heroínas | 0 comentarios

Lourdes Valera y la estela de una sonrisa eterna

Lourdes ValeraPara arrancar esta nota uno podría elegir la manida y efectista frase “Lourdes se nos fue demasiado pronto”. Y no se trataría necesariamente de una infracción de teatralidad o irrespeto, pues las torpes palabras podrían ser hijas del desconcierto; sencillamente, a veces uno no sabe qué decir cuando se despide de alguien querido y admirado. Este texto no arranca en ese tono, pero esta vez no es el desconcierto la causa de que esto sea así, sino la profunda convicción de que Lourdes se ganó hace tiempo el derecho de ser considerada inmortal. Entre otras cosas gracias a interpretaciones como la que nos obsequió en “Patas Arriba“. Pero también por otras.

En la producción venezolana del director Alejandro García Wiedemann, nominada a los Premios Goya 2013 en la categoría de Mejor Película Iberoamericana, Lourdes interpreta a Montserrat, la sufrida hija que cuida a su anciano padre don Renato (papel interpretado por Gonzalo Camacho) mientras lucha contra varias insatisfacciones personales que perturban y afectan su propia vida como mujer. Montserrat sufre, pero procura no faltarle nunca a su familia y aprende varias lecciones vitales de su sabio padre. Encarnar tal papel fue el reto para Lourdes en “Patas Arriba”, y en el proceso de superarlo nos dejó ella misma varias enseñanzas como legado.

“¡Tanta falta me va a hacer en mis futuras producciones!”, exclamó el director García Wiedemann al dedicarle a la actriz la postulación ante la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España. Y lo primero que destaca de ella cuando se lo preguntas es su valentía: “Ser testigo de cómo Lourdes sobrellevó los obstáculos de su enfermedad a lo largo del rodaje, siempre dispuesta a dar lo mejor de sí, con alegría, entusiasmo y energía, ha sido para mí una enorme lección de vida”, explica. Y es que la actriz realizó un trabajo actoral destacable al tiempo que luchaba contra su enfermedad.

Por su parte, la actriz Marialejandra Martin, quien encarna a Anita, la hermana de Montserrat en “Patas Arriba”, también destaca esa especie de feliz e inalterable serenidad que siempre caracterizó a Lourdes: “No recuerdo haberla visto brava nunca en la vida, siempre tenía su expresión dulce. Si no podía salir a tiempo para algún compromiso porque la dejaban de última en la pauta, ponía una media sonrisa de resignación y continuaba trabajando con la misma alegría. A Lourdes le encantaba su trabajo, lo disfrutaba muchísimo, era súper profesional. Ella me llamaba Marialele”, explica.

García Wiedemann sostiene que la actitud, la profesionalidad y la manera de trabajar de Lourdes hicieron que la película fuera mejor: “Trabajar con ella fue un continuo aprendizaje, una retroalimentación en que fui testigo de cómo lo que yo me imaginé, crecía y se convertía en algo mejor. Era una actriz que, cuando yo le pedía varias intenciones de actuación, siempre me sorprendía con un enfoque novedoso, que nos llevaba a construir una mejor escena”, rememora.

Lourdes Valera

Lourdes del Valle Valera era su nombre

La guionista Gabriela Rivas Páez explica que “en la película la Virgen del Valle fue la imagen elegida para representar la fe, principalmente por ser la patrona de los marineros en Margarita y porque Renato había sido y anhelaba volver a ser un hombre de mar”: “Lourdes del Valle Valera era su nombre, nosotros no lo sabíamos pero descubrimos durante la película que Lulu tenía una conexión especial con ella. Lourdes se llenó de escarcha el día en que rodamos la escena en la que Jorge (Dimas González) le explica a Carlota dónde esta Dios… fue un momento mágico”, evoca.

Así era Lourdes, que antes de despedirse nos dejó este hermoso papel que corona una carrera muy especial, cuyos inicios recuerda Marialejandra con gran cariño: “La etapa que recuerdo siempre de Lourdes es cuando teníamos veintipico. Ella aún no se había casado con Luis Alberto y trabajábamos juntas en Radio Caracas, no recuerdo en cuál de tantas novelas o unitarios, pero Lourdes ya había hecho su célebre Cerebrito”, relata la actriz. “Me parece que Lulu y yo teníamos la misma edad, o cerca. Éramos un par de chamas. Siempre que podíamos, nos íbamos después de grabar a un centrico comercial que quedaba por Montalbán, o La Vega, a merendar y comprarnos alguna chuchería. A veces venían también Victoria Robert o Maricarmen Regueiro. Pasábamos unas tardes muy sabrosas, hablando hasta por los codos y tomando café, escogiendo zarcillitos o collares, mirándolo todo”.

Lourdes era una mujer profesional, serena, alegre, amable… y divertida. “Si teníamos escenas de grupo, gozábamos un puyero, nos reíamos muchísimo”, cuenta Marialejandra. “Y si nos tocaba grabar algún exterior en una discoteca, terminábamos todos bailando, con Vicente Tepedino, Aroldo (Betancourt) o cualquiera de los panas actores. Tengo un recuerdo clarito de todas bailando ‘La Bilirrubina’ con Tepedino. Nos divertíamos horrores…”.

Alejandro, Gabriela, Marialejandra y el resto del equipo de “Patas Arriba”, así como probablemente todas las personas que compartieron algún momento importante con Lourdes, sonríen cuando hablan de ella. Lourdes es esa sonrisa inmortal.

Pinterest

Enviar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>