Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Publicado el may 4, 2016 en Relaciones | 0 comentarios

Cuando ambos son infieles

infieles

La infidelidad es un asunto escurridizo. Por más morales o “mente abiertas” que seamos, siempre habrá un punto a favor y uno en contra en este tema. ¿Quién puede tener la última palabra cuando hablamos de temas amorosos? Nadie. Por hoy, exploraremos una de las situaciones de pareja más difíciles de afrontar, pero también más singulares: cuando ambos son infieles. ¿Qué hacer? ¿Cómo reaccionar?

Los primeros momentos

Si ya le has contado la situación en la que estás metida a tu mejor amiga –esa que es todo un éxito como confidente- ya debes saber que la situación es muy novelesca.

Mucho le habrá costado a tu amiga rearmarse el asunto en su cabeza. Pero lo mismo te ha sucedido a ti: no puedes creer cómo algo que pintaba tan bello y honrado en el principio, ahora se ha convertido en una intriga digna de la mejor telenovela mexicana.

Todas estas consideraciones harán un caldo peligroso en nuestra cabeza y tal vez nos impidan reaccionar con la tranquilidad y serenidad que amerita. Y, créenos, cabezas frías es lo más necesario y útil en este momento.

 

¿Seguir?

 

Después de alcanzar un punto de consciencia, vienen las preguntas: ¿se puede perdonar una infidelidad mutua? ¿Es mejor cambiar las peleas por uno de esos deliciosos ramos de frutas?

Y, por supuesto, viene la pregunta mayor: ¿vale la pena seguir juntos? Veamos los pros y contras. Por un lado, si la infidelidad fue mutua, quiere decir que ambos comparten la culpa y el error. El perdón debería hacer como una amnistía y que nadie hable más nunca de ese asunto. Borrón y cuenta nueva.

Por otro lado, debemos saber que siempre tendremos en contra los temores que nos harán imaginar que nuestra pareja cometerá el mismo desliz. Además, ¿qué nos dice que nosotras tampoco lo haremos?

Los infieles siempre serán infieles

Un viejo dicho popular reza que “los infieles siempre serán infieles” y, por lo tanto, nada nos va a salvar de que se repita la situación. Pero, ¿debe ser esto siempre así?

No sabemos. Sólo el tiempo y el corazón de las parejas lo dirán. Por lo pronto, lo que sí es muy recomendable hacer es tratar de hablarlo todo sin que nos quede nada adentro.

Y es que ya no hay nada que perder y un momento último de sinceridad hará que los dos sepan qué es lo que quieren o no quieren. Es un paso necesario si no queremos perder el amor de nuestras vidas o sufrir sin necesidad por alguien más.

Pinterest

Enviar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>