Pages Menu
Categories Menu

Publicado el sep 2, 2015 en Belleza | 0 comentarios

¿Usar faja o hacer ejercicios?

Todas hemos sentido que debemos hacer algo para mejorar la apariencia de nuestro vientre, sobre todo después de haber roto algunas reglas durante nuestras vacaciones. Si somos de las que ignoramos la dieta por unos días seguramente sabemos lo que es regresar a casa con uno o dos kilitos demás y sabemos también que una de las zonas favoritas para la grasa la panza. Entonces al regresar a nuestra rutina comenzamos a buscar soluciones y nos dedicamos a sopesar nuestras posibilidades. ¿Será que usamos una faja o será que hacemos ejercicios?. Acá hay algunos consejos para que logremos los mejores resultados en poco tiempo.

Faja Vs músculos abdominales

Es cierto que una faja puede ser la respuesta más rápida a nuestros problemas estéticos porque ayudarnos a disimular la barriguita por un rato. También hay quienes recomiendan usar fajas para sudar más durante algunas actividades físicas y así rebajar algunas medidas en menos tiempo o para cuidar la postura al momento de levantar peso. Sin embargo, la faja no debería sustituir a nuestros músculos abdominales, es decir que no debemos usarla por periodos de tiempo largos porque nuestros músculos pueden acostumbrarse a no trabajar lo suficiente, atrofiarse y terminar flácidos e inútiles. Es por eso que hay quienes consideran el uso de la faja como algo contraproducente.

La faja puede ayudarnos a lograr una apariencia delgada en segundos, pero sabemos que cuando nos la quitamos nuestra panza sigue allí, y aunque sudemos con ella puesta no tonificamos nuestros músculos con solo usarla por unas horas. Lo mejor es atacar el problema desde el interior y eso se logra retomando nuestros hábitos alimenticios saludables, haciendo ejercicios y tomando suficiente agua. La única manera de realmente tonificar nuestro abdomen es ejercitarnos para lograr el vientre plano que deseamos. Si nos movemos podemos quemar mucha más grasa que si usamos una faja todo el día durante una semana.

Regresar con toda la energía

Ya acabaron las vacaciones, así que es momento de retomar nuestras obligaciones y nuestras metas de ejercicio mientras aún tenemos las pilas cargadas por haber descansado unos días. Es el momento perfecto para dedicarnos a cuidar de nuestra figura, así que los abdominales, las sentadillas o algunas clases de pilates y yoga pueden ayudarnos a sentirnos mejor en poco tiempo. Que los excesos de las vacaciones no se queden alojados en nuestro cuerpo. Y si pensábamos que sólo debíamos lucir bien para el traje de baño, pues no. Es momento de seguir cuidándonos aunque nadie nos mire hasta las próximas vacaciones en la playa.

Pinterest

Enviar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>