Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Publicado el may 26, 2015 en Belleza | 0 comentarios

Un cutis radiante. Los mejores secretos sobre el cuidado de la piel

cuidado de la piel

Los productos para el cuidado de la piel tienen más seguidores que nunca, ya que cada día es más importante para todos tener una piel saludable y hermosa. Hombres y mujeres gastan mucho dinero en tratamientos faciales, pero no todos esos tratamientos son efectivos y algunos generan más daño que bienestar en nuestro organismo. Acá hay algunos consejos para lucir un cutis sano sin necesidad de arriesgar nuestra salud ni dañar demasiado nuestro bolsillo.

Somos lo que comemos

El primer consejo que dan los expertos en cuidado de la piel es cuidar lo que comemos, ya que todo lo que ingerimos se refleja en nuestro cuerpo. Así que para conseguir un cutis sano y hermoso es obligatorio comer sano. Algunas personas son alérgicas a ciertos alimentos y esta alergia se evidencia en el rostro, pero la mayoría de las veces se confunde con acné o con algún otro mal. Comer sano nos puede ayudar más que nada a tener una piel radiante y libre de acné.

La hidratación es otro de los mejores consejos en cuanto a cuidado de la piel. Por más que nos esforcemos en hidratar nuestro rostro con cremas, esa hidratación no va a ser nunca igual de efectiva que la que proviene del interior, y la mejor forma de mantenernos hidratadas por dentro para vernos bien por fuera es consumir suficiente agua al día. El consumo adecuado de agua nos ayuda a regular nuestro sistema y a expulsar impurezas que podrían alojarse en nuestros poros, así que si queremos una piel limpia necesitamos purificarnos desde adentro.

El exterior también cuenta

La piel también puede ser dañada por factores externos y entre ellos el más dañino de todos es el sol. La exposición a los rayos ultravioleta puede acelerar el envejecimiento de la piel de maneras increíbles, así que para mantener una piel joven y un cutis radiante la mejor opción es protegernos del sol. Agregar bloqueador solar a nuestra rutina diaria de maquillaje puede generar un gran cambio en la apariencia de nuestra piel en muy poco tiempo.

Y así como muchas personas son alérgicas a ciertos alimentos, otras son (increíblemente) alérgicas al sol. Las pieles más sensibles pueden mancharse, enrojecerse, arrugarse y hasta brotarse al contacto con el sol. Pero la mayoría de las que sufren este tipo de alergias tampoco tiene idea de lo que ocurre, así que tratan de cubrir sus imperfecciones agregando maquillaje o productos que podrían dañar más su piel y empeorar la situación. La solución a este mal tan común pero desconocido es tan simple como aplicarse bloqueador solar religiosamente. El cambio es instantáneo y las molestias, así como las manchas, disminuyen enseguida.

Los rayos ultravioleta pueden ser tan dañinos que cada día millones de organizaciones se encargan de concientizar a la población mundial para tratar de disminuir el índice de personas que sufren cáncer de piel y muchas otras enfermedades producidas por la exposición al sol. Una campaña reciente demostró con una cámara ultravioleta los daños invisibles en la piel y la capacidad de protección que ofrece el bloqueador solar. Usar protector solar puede evitarnos muchos dolores de cabeza en un futuro.

Otro factor externo que puede dañar las pieles más delicadas es el uso incorrecto del maquillaje. Muchas lo usan para corregir imperfecciones, pero el maquillaje es algo que debemos tomar en serio ya que su uso incorrecto puede acelerar la aparición de arrugas o puede producir acné. Lo más recomendable es que usemos maquillaje de buena calidad, que no tape nuestros poros y que no nos produzca reacciones alérgicas. Tratar de ahorrar dinero en maquillaje podría salirnos mucho más caro al final y podría costarnos nuestra salud.

Lo más importante sobre el maquillaje es removerlo por completo antes de dormir, para dejar que la piel respire y se regenere libremente. Los expertos recomiendan aplicar el bloqueador solar, dejan secar por treinta minutos y luego aplicar un maquillaje que sea ligero y que no dañe el cutis. Este simple consejo puede ayudar a mejorar muchísimo la apariencia y la salud de nuestra piel.

La importancia del cuidado de la piel

Cuidar de nuestra piel no es sólo cuestión de belleza, también es cuestión de salud. Una piel radiante es bella porque es saludable y es indispensable cuidarla de las formas más básicas. No es necesario gastar muchísimo dinero en tratamientos costosos que reviertan el daño en nuestro cutis, lo mejor es prevenir esos daños tomando en cuenta todo lo anterior.
Al final notaremos lo fácil que es cuidar nuestra piel mientras que ella nos paga con creces nuestros cuidados haciéndonos lucir hermosas cada día. Vale la pena el intento.

Pinterest

Enviar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>