Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Publicado el jun 28, 2017 en Belleza | 0 comentarios

Cómo ser valiente para terminar una relación

cómo ser valiente

Las relaciones se desean infinitas pero con terquedad olvidamos que tienen término y límite. Pueden acabar cuando menos lo pensamos. Con esta terquedad viene el olvido de saber que no siempre todas las relaciones deben continuar porque pueden salvarse. A veces el tiempo es el aliado más sincero que tenemos al lado y la esperanza trabaja para sabotearnos. Pero hay algo que nos hace detenernos: es el miedo, enemigo de todo cambio. Tal vez no haya una solución clara sobre cómo ser valiente para terminar una relación, pero eso no debe evitar que tratemos de toparnos con su posibilidad.

El reconocimiento

Cuando estamos enamorados sabemos que la ceguera es uno de los estados más recurrentes en la relación. Empieza por obviar u olvidar algún desperfecto de la persona que amamos pero puede terminar por querer cegarnos ante una realidad vital: ya no podemos seguir con nuestra pareja.

No hay reconocimiento sin dolor. Pero cuando queremos que el reconocimiento sea profundo entonces necesitamos que el dolor no nos paralice: hay que actuar. Y esa vía -que siempre empieza por la imaginación- que nos trazamos para lograr nuestro objetivo puede insuflarnos de valentía suficiente.

Cómo ser valiente y no perder la alegría

Hay un luto mínimo, muy interno, en el que entramos cuando sabemos que una relación está viviendo sus últimos días. Y esto no debe impactarnos: vivimos con esa persona días muy especiales, los días de uno enteramente, así que ese luto debe presentarse (y si no: pues ya estamos encaminados para pasos más complejos del proceso).

Pero la alegría es una fuente no sólo de esperanza sino de esas ganas de hacer que saben disolver muy bien todo temor. El fin de aprender a como ser valiente está en convivir con ese gesto heroico por el resto de nuestro tiempo. Saber que está en nosotros, como los átomos en la soda caustica, esa fuerza para vencer.

Bienestar

Saber que seremos dueñas de nosotras, que podremos reinventarnos como lo deseemos, sin que nada nos ate, pensar en dejar reparar el corazón y vivir la ilusión, son todos movimientos del alma y el cuerpo que pueden ser suficientes para que la valentía nos posea y terminemos con una relación que encoge nuestras alas.

Ese bienestar que podemos lograr no se negocia con nadie y puede ser una de las fuerzas que más nos den la convicción y nos eviten los malos cuervos que aparecen cuando terminamos con nuestra pareja. Al fin y al cabo, mucho tendrá el futuro para agradecernos.

Pinterest

Enviar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>