Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Publicado el ago 10, 2017 en Relaciones | 0 comentarios

¿Cómo saber si estoy preparada para ser madre?

cómo saber si estoy preparada para ser madre
La maternidad no es una decisión sencilla. Saber si estamos preparadas o no para afrontar este proceso no es tan simple como saber de qué color vamos a pintarnos el cabello. Es una decisión que no se puede dejar al azar y sobre la que debemos pensar con suma consciencia, porque entonces no habrá lugar para el arrepentimiento. ¿Es una certeza que nos llega sola o hay que buscarla? Ante todo, y para poder responder estas preguntas, debemos saber que son preguntas de suma dificultad y riesgo. Y requieren de sumo tiempo y dedicación para responder: ¿cómo saber si estoy preparada para ser madre?

El momento de la pregunta

Preguntas de este estilo no vienen con una definición singular. De hecho, no surgen de la nada, como por generación espontánea. Muy al contrario, si logramos a inquirir e imaginarnos en un fututo en el que nos vemos llevando a un bebé porque es importante para nosotros. No es casualidad ni es algo que dejemos al azar, como no lo hacemos al elegir oficinas caracas.

Pero tampoco es que esta inquietud venga siempre por caminos oportunos: muchas veces es producto del desespero. Hay mujeres quienes desean formar una familia no por los dones que ella trae sino por presiones que nada tienen que ver con el sentimiento materno. ¿De qué lado estamos al momento de esta pregunta?

Decisión de dos

¿Cómo saber si estoy preparada para ser madre? Esa es una pregunta a la que tal vez se le deba agregar un plural: el de nuestra pareja (si es ese el caso). A ella tendremos que ir, primeramente, para plantearle nuestra inquietud.

No importa como reciba nuestra inquietud, lo importante es que tendremos allí un oído que nos atenderá. De no hacerlo, ya allí tendremos una respuesta elocuente sobre con quién no deberíamos compartir la maternidad. No es esta una decisión que podemos tomar sin consentimientos.

¿El futuro solo es nuestro?

Pero, solas o con una pareja, decidimos proseguir este rumbo, entonces tendremos que saber que el futuro no será tan solo nuestro: vendrá acompañado con la responsabilidad que tendremos sobre el futuro de otra persona. Y aquí no hay lugar para vacilaciones.

Así que si sentimos que estamos preparadas para ser madres, no deberíamos darle tanta acogida a la duda: la convicción y el hermoso sentimiento de saber que seguiremos otorgándole la magia de lo humano al mundo deberían darnos suficientes pruebas a nuestra seguridad.

Pinterest

Enviar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>