Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Publicado el abr 14, 2016 en Belleza | 0 comentarios

Beneficios y riesgos del ayuno intermitente

ayuno

Alimentarse bien siempre será un tema de interés. Existe un dicho famoso que reza que por la comida murió el pez. Y esto es muy cierto pues nuestra salud depende en buena medida de lo que ingerimos o no. Por eso no podemos lanzarnos sin precauciones a hacer una dieta sin conocer bien nuestra información nutricional ni a realizar un ayuno intermitente sin conocer sus riesgos, así como sus beneficios. Algunas consideraciones deben ser tomadas.

Ayunar no es dejar de alimentarse

 

El principal problema con los ayunos es que se comprenden de una manera demasiado literal. Ayunar para adelgazar no es dar el primer paso para un martirologio (aunque si se quiere hacer, pues bienvenido sea).

Se trata más bien de suplir alimentos por otro. Ayunar es basar más nuestra carga alimenticia en líquidos o en verduras suaves. El agua tiene que estar, como ya lo habrás imaginado.

Y podemos así mismo ingerir brebajes como moringas, té verde, u otra bebida natural y energizante. Las frutas y verduras licuadas, a modo de puré o papilla, también son bienvenidas.

Que el cuerpo no pierda su motor

Y es que un cuerpo sin alimentos es como si condujésemos uno de esos lujosos Cruceros por el Caribe y éste se quedase sin gasoil. No es la idea. Por eso ingerir algunos de estos –así llamados- “superalimentos” nos harán el ayuno intermitente un tanto más sencillo.

Y es aquí en donde comienzan los principales riesgos del ayuno, pues el cuerpo necesita de algunos nutrientes o vitaminas que no puede obtener de ninguna otra manera.

Si ayunamos con demasiada frecuencia, es muy posible que resintamos la ausencia de una alimentación constante con mayor profundidad. Por eso es que el ayuno intermitente no es recomendable para pacientes con Diabetes I, ni mujeres embarazadas o pacientes con enfermedades crónicas.

El control médico de los ayunos intermitentes

 

Lo más recomendable es que consideremos la ayuda de un especialista médico a la hora de empezar a ayunar. Un nutricionista podrá decirnos bien si podemos o no hacerlo, qué podemos suprimir y qué no.

Si bien ayunar es una de las maneras más drásticas para rebajar, existen otras que pueden traernos menos desgastes. Sostener buenos hábitos alimenticios a la par de realizar ejercicios físicos es la mejor opción si queremos perder peso.

También es muy importante que recordemos que la salud siempre debe ir primero antes que la belleza. Sin salud no hay nada más.

Pinterest

Enviar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>