Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Publicado el mar 3, 2013 en Relaciones | 3 comentarios

Amor en línea. Encontrar pareja en Internet

amor en linea

‘Amor en línea’ es un término bastante común en los tiempos que corren, cuando a veces pareciera que abunda la tecnología y de alguna manera escasean los hombres. Redes sociales, chat para encontrar pareja, páginas web de contacto… el amor no escapa a este masivo replanteamiento de las relaciones humanas en todas sus facetas que se plantea en el mundo ante el vertiginoso avance de la vida online. Hablaremos de las ventajas y peligros del amor en línea más adelante en este reportaje, pero empecemos por lo que más nos interesa. ¿Es posible encontrar a la pareja ideal a través de Internet? Podemos afirmar rotundamente que sí.

El primer argumento para sostener esta idea es el hecho demostrado de que cada vez son más las personas que se relacionan utilizando estos métodos. Prueba de este incremento brutal es el enorme éxito del portal de citas del diario británico “The Guardian”, llamado Soulmates, en el que se han registrado seiscientas cincuenta mil personas desde que fue lanzado en 2004. En Venezuela, la web Match, que opera en veinticuatro países en total, cuenta en sus bases de datos con miles de buscadores del amor en línea. Por otra parte, un estudio de la estadounidense Universidad de Rochester arroja que Internet es actualmente la segunda manera más común de buscar pareja, sólo superada por los casos de parejas que se conocen a través de amistades comunes. El éxito de Internet radica en el hecho de que permite contactar con personas que se salen del ámbito cercano (estudios, trabajos, amistades…) y amplía el rango y, por ende, las probabilidades de éxito.

Una primera conclusión aparentemente lógica de lo anterior es que a mayor cantidad de gente y más facilidades, mayores serán posibilidades de éxito. El público que busca el amor en línea no se limita a solitarios amantes de la tecnología, sino que abarca a personas de todo tipo. Sobre todo, a personas normales. Pese a todo, no nos conformamos con estos indicios y hemos salido a la Red a buscar a personas que hayan vivido relaciones a través de Internet. Nos encontramos con Willmer, un venezolano que actualmente reside en Australia, país al que se mudó tras conocer a Karina, su pareja australiana, a través de Internet.

¿Mujer busca hombre?

amor online“Una noche del año 2000 yo estaba en una sala de Yahoo Chats siendo el bufón de la sala, molestando a todo el mundo y siendo un incordio en general”, rememora Willmer aquella noche que, sin sospecharlo, cambiaría su vida por completo. “Ya habían pasado unos veinte minutos desde la última vez que alguien me había contestado y Karina entró a la sala de chat. Me mandó un mensaje privado preguntando si quería hablar y me dijo que ella estaba allí practicando su español. Yo escribí una respuesta grosera y digamos que graciosa, que al final nunca mandé. En lugar de eso cambié mi respuesta y accedí a hablar con ella. Hablamos por un par de horas y cambiamos emails, tipo normal”, explica.

Parece una dulce jugarreta del destino, pero todo ocurrió como tenía que ocurrir: “Seguimos chateando seguido por un tiempo hasta que intercambiamos fotos. En realidad fue algo después del primer mes cuando comenzó a florecer algo, algo extraño”, recuerda. Quizás una de las claves para que Willmer se abriera fue la seguridad que da “el hablar con alguien a quien no tienes que ver, que no te va a llamar o a perseguir”: “Eso cambia la dinámica de la conversación. Se puede ser sincero, se pueden decir las cosas como son, sin tapujos. Uno piensa que en realidad conoce a esa otra persona y luego, si uno así lo elige, entonces puede dejarse conocer”.

A partir de ese momento todo se precipitó rápidamente: “Karina tenía planeado hacer un viaje a Sudamérica para ese diciembre y, después de un tiempo de contacto, decidió incluir una parada de dos semanas en Venezuela. De más está decir que dos semanas se convirtieron rápidamente en dos meses; dos meses que aprovechamos para viajar juntos y para ponerle cara y cuerpo a esa persona del otro lado de la computadora”, dice Willmer, poco dado a contarnos cómo fue ese momento exacto en el que la vio por primera vez. Pese a todo, sí comparte con nosotros ese momento clave de tomar la decisión de irse de Venezuela para vivir con Karina: “Cuando ella volvió a Sídney seguimos en contacto y seis meses después ella volvió a Venezuela, esta vez por tres semanas. Al final de esas tres semanas decidimos juntos que yo me iría a Australia al finalizar mis estudios en la universidad”.

Amor en linea. Ventajas y desventajas

Desde la autoridad que le da una experiencia personal tan completa en esta materia, Willmer opina que “hay una línea muy delgada entre lo que puede ser muy bueno o muy malo”: “Como expliqué antes, es una ventaja el poder ser totalmente franco, no tener que pensar mucho lo que se dice, aunque obviamente esto va cambiando un poco mas con el tiempo, pues uno aprende a leer entre líneas. También es ventajoso el tener tu espacio; en esos momentos en los que quieres estar solo lo único que necesitas hacer es desconectarte. Y otra cosa que yo veo como una ventaja es poder guardar los logs de las conversaciones porque después de unos años se puede recordar cómo surgió ese amor. Esos intercambios se pueden poner en un libro, con o sin edición, y juntos releer esas cosas que se dijeron hace tanto tiempo. Cuando la relación es convencional las palabras no quedan marcadas más que en una tarjeta o una carta cada tanto, así que hay detalles que luego de un tiempo se pierden en la mente. No así con lo que queda escrito y plasmado”.

En cuanto a los riesgos y cosas potencialmente negativas, Willmer también lo tiene muy claro: “No existen en la distancia los abrazos, los besos ni las caricias. Así como a veces uno necesita su espacio, también de vez en cuando se necesita esa cercanía. No todas las personas que entran en una relación online están preparadas para soportar esa distancia y por eso muchas relaciones fallan, se quedan en el intento”, dice, y agrega que no sólo hay desventajas, sino también peligros: “Mucha gente se inventa una personalidad que no es la suya cuando esta online. La gente crea una proyección de lo que realmente quiere ser y no se atreve; mucha gente decide no ser sincera y algunas personas invierten el tiempo creando relaciones en línea para sacar ventaja de personas solitarias e incautas. Son muchos los casos de amantes en línea que estafan monetariamente a la persona que se enamora de ellos, mientras que otros sólo están buscando visas o sexo casual. Es difícil discernir entre los buenos y los malos, pero en resumidas cuentas, si el riesgo que se toma es controlado, el amor en línea es una experiencia fantástica que tuve la oportunidad de vivir”.

El caso de Willmer a la hora de encontrar el amor en línea ha resultado sin duda exitoso. En un próximo reportaje hablaremos sobre cómo mantener una relación de manera online.

Pinterest

3 Comentarios

  1. muy buena

  2. Q buen sitio

Enviar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>